domingo, 17 de octubre de 2010

De vuelta

Con las energias renovadas vuelvo para luchar contra la rutina.

Este verano ha sido como viajar a un lugar lejano,una burbuja paradisiaca, fuera del caos y los problemas de la Capital.

El pueblo puede llegar a ser una tortura a alguien acostumbrado a una vida frénetica, pero en mi caso ha sido como un Lexatin en vena.

Absoluto silencio, una temperatura realmente agradable, con sol pero una pequeña brisa a causa de los árboles y los arroyos que serpentean la zona.
Apenas uno o dos saludos de algún vecino al pasear.
Una lectura con trinos de pájaros de fondo y algún sonido de oveja lejano.

La visión de los paisajes te transporta a la Edad Media o a un bosque mágico en una tierra imaginada.

Viajes a Portugal y el peregrinaje (en coche) a Santiago son vivencias que te llenan y que son inolvidables por muchas cosas.

La ciudad de Santiago tiene algo especial, es mágico, conseguir la indulgencia plenaria en el Año Santo, sentir que eso mismo que has echo tu, lo han echo millones de personas más.
El hotel era un pequeño edén en la tierra, como bien escribí en su libro de visitas.

Las fiestas este año, no fueron tan estresantes, todo despacio y organizado, fué un alivio la verdad, porque con tantas cosas una no sabía a donde acudir.

Lo de Málaga fué algo diferente, aunque igual de reconfortante, aunque con más gente, más alboroto, también se siente una tranquilidad, algo que no es ni punto de comparación con esto. Lo pasé realmente bien. Hubo risas, momentos frikis. Un chute de energía para el futuro.

Nunca doy las gracias, esta va a ser la primera de muchas. Gracias a B. y a G. y a su prima P. por compartir risas, cotilleos y movidas del pueblo, son el perejil de todas las salsas.Y a L me ha encantado conocerle. Lo hemos pasado realmente bien y hay que repetirlo
Gracias a I. por ser mi gran amiga, mi compañera de aventuras, por sacarme de la cama cada día, cuando no me apetece. Por animarme y cuidarme en este verano. Gracias por hacerme vivir todo lo que hemos vivido,ha sido inolvidable.
Y gracias a mi R. guapo, porque me ha parecido muy tierno ser tu enfermera, porque por una vez yo he cuidado de ti y no al revés.Que tienes la paciencia de un santo.Gracias por los momentos de locura y cariño vividos este verano y siempre.

6 comentarios:

crazy_mj dijo...

bienvenida de nuevo al mundo de la rutina y deseando que lleguen las próximas navidades jajajaja, me alegro que en este verano hayas recargado las pilas, como debe ser, y que la vuelta a la rutina, aunque sea dura, la hagas con toda la energía positiva y optimismo.

unbeso guapa!!!

Diana dijo...

hola wapaaaaaaaaa me gusta leer q te pasan cosas buenas! jeje, me alegro que hayas pasado un verano tan chulo! Pero ahora toca ponerse manos a la obra nos guste o no, además también es muy reconfortante cuando uno hace las cosas y al final las consigue o cuando se tiene el deber cumplido jeje.

besos y a planear las siguientes vacaciones! jeje

Rig dijo...

¿ Quién dijo que el campo era sano?

Me parece muy fuerte, super osea, que en todos los agradecimientos no haya ni una triste mención a la Scooby, que vino de Torremolinos expresamente calmada para dormitar bajo tus patas...

Ainss... injusticias tiene la vida

Mara dijo...

Pasate por mi blog, hay algo para ti

M

Azucena dijo...

En mi blog tienes un regalo para ti http://eldiariodeazucena.blogspot.com/

Sunny dijo...

Porque me encanta como escribes tienes un regalito en http://sunny-vidanueva.blogspot.com/

Bicos