miércoles, 8 de junio de 2011

El Encinar

Por ahí tengo un video “bastante escondido” donde en uno de esos días locuelos, me puse hacer de viejecita que estaba en un geriátrico pidiendo “wifi” a las enfermeras, si, cada vez que lo veo me da vergüenza ajena, aunque me hace muchísima gracia y ahora más.


Porque ahora estoy trabajando en uno, en una Residencia que también tiene C. de Día:

Evasión o Victoria

Uno de los primeros días entré y fiche y oí dar golpes en la puerta del Centro de Día y pensé, alguien que se le ha atascado la puerta, inocente de mí la abrí. Eran un par de ancianos que querían un vaso, (que me pregunté yo ¿No tendrán en el Centro de día?,) yo hice el amago de llamar a una enfermera pero ellos sin darme tiempo a reaccionar salieron como si nada, yo ahí lo vi claro, no me iba a separar de ellos, eran capaces de coger la puerta de la calle e irse, la señora cogió un vaso de plástico de la recepción y se lo metió en el bolso (si, a veces no hay ninguna explicación coherente) y les llevé amablemente de nuevo al sitio de donde habían salido, mientras me contaban su vida, me daban un par de besos y me daban las gracias como si no hubiera mañana.
A la enfermera de turno casi le da un soponcio, menos mal que la tranquilicé, claro yo había trabajado ya en un Centro de Día pero eran ancianos que no tenían sus facultades mentales mermadas.
Yo pense de esta me echan a la calle pero otra me dijo, tranquila a mi se me escaparon todos por la calle y tuvimos que ir corriendo a por ellos, que eran muy inteligentes y que siempre intentaban alguna treta. Ay madre que locuras.

Titanic

El otro día cayo una buena tromba de agua en la Residencia hay goteras y filtraciones, ya que lleva muchos años allí, así que yo no daba abasto a llamar a las de la limpieza y ellas no daban abasto a recoger agua. Por pasillos y habitaciones, además teníamos la puerta abierta porque no funciona y me estaba entrando granizo, yo pensaba ya en encontrar un bote hinchable para salir de allí.

La verbena de la Paloma

Los últimos viernes de cada mes se celebran los cumpleaños de todos los residentes que cumplen años ese mes, así que traen a una mini-orquesta para animar el cotarro. Hasta ahí me parece estupendo, un poco de alegría siempre viene bien…pero …¿Tienen que ponerlo al lado de donde yo trabajo? Obviamente centrarse mientras oyes canciones de “La Pantoja” estaba bastante complicado, entre el hilo musical, (que por cierto tengo detrás mía la mini cadena) la gente congregada en el evento y la música, tuve que tomarme un Paracetamol en cuanto llegué a casa.


Diario de una niñera

Estaba yo tan tranquila cuando una minúscula niña intentaba sacar la cabeza por encima del mostrador, apenas audible pude entender: “señora, ¿Dónde está el servicio?” (¿¿SEÑORAAA???).
Se lo indiqué y al regresar se metió conmigo en el cubículo, que digo yo…¿dónde va esta criatura? Que digo yo ¿y sus padres? Así que tuve que hacer migas con ella, ya que me empezó a hacerme la ficha ¿cómo te llamas?....jaja. Era monísima, pero yo ya tengo bastante con las historias de las abuelitas que se vienen a hablar conmigo, la verdad es que son de lo mejor, a pesar de las enfermedades o los achaques siempre hay alguien allí que te alegra el día con su amabilidad, con sus ocurrencias y locuras varias.

Dos viejos gruñones

Aún, por falta de tiempo no me habian explicado todos los procedimientos que siguen allí, programas informáticos, llaves de armarios, almacén etc. Así que el otro día me encontraba sola, con un montón de gente pidiéndome las facturas del mes, pidiendo vasos, papel, etc etc etc..y yo ¡no podía hacer nada! algunos se enfadaban porque no las tenía (se enfadan por no pagar las facturas, estamos en un mundo de locos) menos mal que ya me han dado las llaves porque si no me iban a volver loca.

Llevo aún pocos días y ya he tomado cariño a mucha gente, del personal y sobre todo a los ancianos, algunos están mejor que otros, la mayoría muy pachuchillos, tienen Alzheimer, pero son muy cariñosos, tienen unas ocurrencias dentro de su inocencia muy graciosas.


Por cierto, no hay wifi para los ancianos, ya se a que residencia no ir de mayor.

4 comentarios:

Diana dijo...

Entre canción y canción de la Panto podrían poner un apartado q se llamase "ruegos y sugerencias" usease tu video pidiendo wifi... lo mismo se manifiestan los viejetes como los de sol ahí... en tu recepcion jajaja

Les pones unos cuantos vasos de plástico y ala... a montar un partido jaja

Rig dijo...

Me agrada mucho ver cómo tu capacidad literaria ha progresado adecuadamente. Has mejorado muchísimo a nivel de expresión y figuras.

Con respecto a lo que comentas, creo que más bien podrías comenzar a escribir el guión de Loca Residencia de Geriatría XD

crazy_mj dijo...

me alegro de que todo te vaya genial en el Centro de Día! seguro que va a recopilar un montón de anécdotas!!

unbeso guapa!

Azucena dijo...

Esto no lo habia leido ... jaja que bueno Anita ;)